Conectando la mente con las màquinas: avatares y redes cerebrales

Hace sólo diez años cualquier idea sobre la posible conexión entre nuestra mente y una máquina era pura especulación, y no se veía con buenos ojos su inclusión en artículos científicos rigurosos.  Pero en los últimos años hemos avanzado mucho en este terreno, y podemos ser optimistas respecto al futuro. Veamos algunas posibilidades.


Recuperar la movilidad
Brazos mecánicos motorizados con control manual
(http://www.avancestecnologicos.org/)
www.walkagainproject.org/ es un proyecto internacional de construcción de prótesis motorizadas controladas directamente por el cerebro.  Se fundó a partir del descubrimiento de una técnica para conectar tejido encefálico vivo de primates  a diversos mecanismos en el Duke University Center for Neuroengineering. En este centro, la mona Aurora aprendió a controlar el cursor de un ordenador con su mente. A través de Internet, puede controlar otros mecanismos robóticos situados al otro lado del planeta.

A partir de estos avances, se trabaja en la construcción de exoesqueletos controlados por ondas cerebrales que permitirán caminar a los incapacitados.


Recibir información directamente al cerebro
Se está también trabajando en sentido inverso: dispositivos que envían información directamente al cerebro, sin pasar por los órganos sensoriales. Hasta ahora se ha conseguido que el mono sepa que un caramelo se encuentra en una cierta caja de entre varias posibles. Se trabaja en conseguir que sea otro mono el que le comunique la ubicación del caramelo, estando alejados físicamente, y comunicándose entre sí de cerebro a cerebro mediante una interfaz electrónica. Es decir, no hay ningún lenguaje ni símbolos, simplemente la idea se transmitirá directamente de un cerebro al otro.


Comunicación directa con ordenadores e Internet
Microrobot
Con esta tecnología podemos imaginar que será posible comunicarse directamente con el hardware y el sistema operativo de un ordenador mediante la actividad neuronal directa. Ya hay interfaces de este tipo funcionando, como por ejemplo los interfaces cerebrales para juegos, o la interfaz Brainloop. Esta posibilidad nos abre un mundo nuevo, con instrumentos controlados por el pensamiento y, ¿porque no?, avatares que pueden actuar por nosotros en cualquier sitio, desde las profundidades del océano hasta el microcosmos, mediante microrobots.


Redes cerebrales
Si se consigue la comunicación directa entre mentes a través de interfaces, supondrá una revolución de las actuales redes sociales, que pasarían a ser redes neurosociales. ¿Transmitiremos directamente imágenes mentales a la red, formando una especie de red cerebral mundial? En esa sociedad, miles de millones de personas podrían contactarse entre sí con el pensamiento.


Bibliografía
Miguel A.L. Nicolelis: Una mente extracorpórea. Investigación y Ciencia, abril 2011




Comentarios

  1. Yo creo que para investigar esto pueden empezar por la telepatía: parece algo similar: intercambio de información entre las mentes... sin llegar al peligro o complejidad de un microchip o sea si serán ondas neuronales o frecuencias neuronales!! No parece complicado!!!

    ResponderEliminar
  2. En caso de chips fuera de la cabeza dentro del cuerpo parece de ciencia ficción el organismo detecta cualquier cuerpo extraño y lo rechaza aunque sea la astilla de un cristal ingerida por accidente y se produce una infección... fuera del cerebro sería todo un mundo a través de ondas, frecuencias como dije inspirado en la telepatía a mi modo de ver...

    ResponderEliminar
  3. De meterlo en el cuerpo si será necesario recurrir a la genética para que el cuerpo acepte esto y no rechace el chip. Yo leo bastante y creo que tal vez el futuro esté en la modulación genética...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La simetria en Matemáticas y en Física

La probabilidad en la Física

La conjetura de Hodge para “dummies”